Registro de Artistas

El sitio como herramienta de acceso a datos para la investigación.

Autor:

Claudia Alejandra Pelera

Congreso:

XII Jor5nadas de Investigación del Instituto de Historia del Arte Argentino y Latinoamericano "Luis Ordaz" FFyL. UBA.

Fecha:

Abril 2011

volver

XII  JORNADAS DE INVESTIGACION DEL INSTITUTO DE HISTORIA DEL ARTE ARGENTINO Y LATINOAMERICANO “LUIS ORDAZ”

FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS UBA

 

Título: El sitio como herramienta de acceso a datos para la investigación.

 

 

RDA es una base de datos, por lo tanto cumple con los requisitos de un mero punto de partida para cualquier investigación. La actualización siempre debe ser requerida a los artistas y cuando indagamos más a fondo la producción de alguno de ellos, debemos remitirnos a las fuentes tradicionales y muchas veces son otros sitios web los que completan la información. Resulta, sin embargo, una guía útil para comenzar a buscar información especialmente en lo que tiene que ver con el relato de las exposiciones realizadas y la bibliografía.  En cuanto al panorama general que aporta sobre el arte en la ciudad está en permanente cambio, al ser  un registro en proceso continuo de crecimiento, y sólo se pueden trazar algunas constantes provisorias: la mayor densidad de artistas en la comuna 1, la incorporación reciente de artistas que comenzaron su trayectoria hace no mucho tiempo y la supremacía de la pintura entre las técnicas declaradas y las imágenes subidas. La indagación particular y la revisión del panorama general del arte de la ciudad que nos presenta la página, son dos tareas paralelas que se realizan al mismo tiempo que la gestión para su funcionamiento. Esta comunicación es una breve  reflexión acerca del resultado del producto en relación con el proyecto inicial.

La horizontalidad propuesta desde el inicio se cumple en tanto el registro es público y abierto a toda incorporación, no tanto así en la realidad del alcance de nuestras invitaciones a registrarse que, aunque está planteada siempre en términos de una convocatoria abierta, en la práctica tiene más éxito cuando insistimos en una red de conocidos. Observamos que los modos de difusión masiva (en ferias de arte, comunicaciones académicas, correos a gestores culturales) tienen menos efecto a la hora de instar a registrarse que las comunicaciones interpersonales. A la vez, recibimos solicitudes espontáneas a través de la web. El tema de la incorporación es importante porque condiciona los límites de la muestra cuando hacemos una evaluación del arte de la ciudad.

En una revisión general de los registros, encontramos que no hay prácticas, materialidades ni poéticas que permitan encontrar un factor común a toda la ciudad ni al interior de una comuna  en particular que no sea la misma diversidad. Diversidad de productos, de trayectorias personales, de grupos etarios. Diversidad que queda organizada en un corte espacio-temporal, un aquí y ahora de la producción que el medio tecnológico resalta. Medio que también exige su propia  transformación funcional y estética y cuya instrumentación nos devuelve los efectos de la brecha generacional que sucede por fuera de RDA: las dificultades de algunos por cargar sus datos y la facilidad de otros, en general los más jóvenes, muchos de quienes pertenecen a   otras instancias de comunicación digital donde vuelcan sus proyectos artísticos (blogs, sitios propios, redes). La reflexión que esto último nos provoca es que cuando comenzamos con el proyecto, comparábamos RDA con otros espacios de accesibilidad al arte (museos, galerías, prensa especializada) y concebíamos el sitio como un avance hacia lo público, discutiendo los límites de su poder de inclusión y de legitimación. Hoy nuestras comparaciones incluyen también la discusión sobre el rol que juegan las redes digitales y las interacciones que el sitio puede tener o no con ellas. Esto nos lleva también a discutir el problema más general de la comunicación y recepción de informaciones sobre arte contemporáneo. Tanto en sitios ajenos al mundo del arte (como YouTube) como los que fueron elaborados por instancias de gestión cultural (museos, galerías y revistas) se entremezclan e interconectan distintos tipos de usuarios y comunidades. Es uno de los fenómenos que hace rever los conceptos con que la historia y la teoría del arte organizan el conocimiento sobre los límites, la recepción de imágenes e información, la valoración de lo artístico y de la cultura visual en general. En esa trama de continuas interacciones globales está RDA. Sabemos  de algunos usuarios que se han comunicado con artistas, que las visitas al sitio rondan las trescientas por mes (siendo algunas del exterior) y esperamos que sea un estímulo para el deseo de conocer las obras originales.

Una de nuestras propuestas iniciales había sido adjudicar a la página la función de preservar la memoria del patrimonio artístico de la ciudad. Analizando el tema del patrimonio, García Canclini[1]hace referencia a los procesos de resignificación que él advierte en dos tipos de uso del patrimonio, uno como consecuencia del desarrollo urbano (que cambia la escala y modifica la captación de los monumentos) y otro producido por efecto de los medios masivos de comunicación (que acercan imágenes de obras sin necesidad de ir al museo).  Y dice: “El papel de los medios no interesa sólo como difusores, sino por las operaciones de reconceptualización y metaforización que realizan en conexión con otros campos de la vida social”.[2] No podemos evaluar cómo son las operaciones que se dan en la recepción de la página web o en las de las imágenes e informaciones que difunde. Si el patrimonio se caracteriza por tener una condensación de significados propios de una comunidad y sin embargo éstos pueden ser modificados, habría que pensar qué ocurre con las producciones artísticas más comprometidas con los lenguajes globales. Al mismo tiempo, en que nos propone revisar el concepto de patrimonio a partir del “sentido dinámico y experimental de la mirada artística”[3], García Canclini sugiere políticas que tiendan a la formación de públicos flexibles, abiertos a los valores de otras culturas. Sabemos que nuestro interés por el arte local está presente en la propuesta misma, pero su lanzamiento a través de los flujos de información global conduce hacia lo impredecible en lo que hace a las interpretaciones finales de los sujetos, favorece la mirada intercultural y difunde las producciones propias. Esto, sin embargo, dentro de los parámetros de conceptualización generales de nuestra época, que tienen establecido un marco general de interpretación del arte contemporáneo, que incluye, por ejemplo, la gran diversidad a la que aludía al principio. Más allá de la tarea de almacenamiento de datos, RDA puede realizar su aporte al intercambio global de sentidos.

 

Bibliografía:

 

García Canclini, Néstor: La sociedad sin relato. Antropología y estética de la inminencia.  Buenos Aires. Katz Editores, 2010.

Laddaga, Reinaldo: Estética de la emergencia. La formación de otra cultura de las artes. Buenos Aires. Adriana Hidalgo Editora, 2010.



[1] García Canclini, Néstor: La sociedad sin relato. Antropología y estética de la inminencia. Buenos Aires. Katz Editores, 2010.

[2] García Canclini: op. Cit., págs. 73 y 74.

[3] García Calinia: op. Cit. Pág. 121.

volver
® Registro de Artistas.Todos los derechos reservados.