Registro de Artistas

Políticas Culturales y eco estética barrial: breve análisis de las Políticas Culturales en la Ciudad de Buenos Aires.

Autor:

Rosana Leonardi

Congreso:

Fecha:

October 2011

volver
Si entendemos por eco estética barrial a un conjunto de influencias que modelan e influyen en el perfil estético de una ciudad; debemos analizar los impactos producidos entre otros fenómenos por las políticas culturales. Siguiendo la línea de los trabajos anteriores presentados en éste ámbito, me voy a ocupar en esta ocasión del análisis de las políticas públicas aplicadas en nuestra ciudad desde la recuperación democrática en 1983 hasta nuestros días. 


Antecedentes de políticas públicas nacionales en relación al sector cultural: 

• 1933 Ley Nº 11723 creación del Registro Nacional de Propiedad Intelectual. En su Art. 70 se crea la Comisión Nacional de Cultura con 12 miembros de los siguientes organismos: UBA, Consejo Nacional de Educación, Biblioteca Nacional, Academia Argentina de Letras, Comisión Nacional de Bellas Artes, Sociedad Científica Argentina, Registro de la Propiedad Intelectual; a esto se suman representantes de las sociedades de autores teatrales, de compositores de música popular y de cámara; y representantes del Congreso Nacional. 
• 1958 Decreto Ley Nº 1224 deroga el Art .70 de la Ley Nº 11723 y crea el Fondo Nacional de las Artes. Este organismo en su primera etapa dependía de una Dirección General de Cultura que dependía del Ministerio de Educación y Justicia; recién en 1964 se crea la Subsecretaría de Cultura. 
• 1973 Decreto Nº 91 Se determina que la Secretaría de Cultura asesorará al Ministro de Educación y Justicia sobre temas de tutela y conservación del patrimonio cultural de la Nación, protección y/o difusión de las artes y demás expresiones culturales. 
• 1981 Decreto Nº 22 la Secretaría de Cultura pasa a depender directamente de Presidencia de la Nación. 
• 1983 cambio de estatuto de la Secretaría de Cultura cuyas funciones pasan nuevamente al ámbito del Ministerio de Educación y Cultura (se separa Justicia). Se crean seis direcciones nacionales: Artes Visuales, Teatro y Danza, Música, Antropología y Folklore, Libro, y Museos. 
• 1984 Plan Nacional de Cultura (1984-1989) 
• 1990 Plan Federal de Cultura: a partir de la Ley de Emergencia Económica la Subsecretaría de Cultura pierde direcciones y capacidad regulatoria en el ámbito cultural. 
• 1996 Creación del IUNA, Coneau lo aprueba en 1999. Decreto Nacional del Poder Ejecutivo 1404- 3/12/96. Resolución Ministerial Nro. 49 de mayo de 1999 aprueba el Estatuto del IUNA y recomienda a nuestra Institución a la CONEAU. Resolución de la CONEAU 108 de 1999, da la recomendación favorable de la puesta en marcha del IUNA. (Instituciones que quedaron nucleadas bajo el IUNA: Conservatorio Nacional Superior de Música “Carlos López Buchardo”, la Escuela Nacional de Bellas Artes “Prilidiano Pueyrredón”, la Escuela Superior de Bellas Artes de la Nación “Ernesto de la Cárcova”, el Instituto Nacional Superior de Cerámica, la Escuela Nacional de Arte Dramático “Antonio Cunill Cabanellas”, el Instituto Nacional Superior de Danzas y el Instituto Nacional Superior de Folklore 
• En la actualidad la Secretaría de Cultura depende de Presidencia de la Nación. Cuenta con una Subsecretaría de Gestión Cultural y las siguientes Direcciones: DIRECTORA NACIONAL DE PATRIMONIO Y MUSEOS DIRECTOR DE ARTES VISUALES (depende de Patrimonio y Museos) DIRECTOR NACIONAL DE ARTES DIRECTOR DE MUSICA Y DANZA (depende del director Nacional de Artes) DIRECTOR NACIONAL DE POLÍTICA CULTURAL Y COOPERACIÓN INTERNACIONAL DIRECTORA NACIONAL DE INDUSTRIAS CULTURALES DIRECTOR DE PRODUCCIÓN Y PROMOCIÓN MULTIMEDIAL 


Políticas públicas para el sector cultural en la Ciudad de Buenos Aires: 

• 1984. Programa Cultural en Barrios, tiene como objetivo promover el acceso efectivo y gratuito a bienes y servicios culturales para todos los vecinos de la Ciudad, a través de una oferta amplia de actividades de iniciación, formación y producción artística y cultural. Artes visuales, circo, coro y canto, danzas, letras, música, artes escénicas, tecnología, artes plásticas, folklore, tango, comunitaria, murga, carnaval y candombe, murales, son algunas de las diversas actividades que se pueden realizar en los 36 centros culturales barriales. 
• 10 de junio de 2004. Decreto N° 1020, se crea el "programa de fomento metropolitano de la cultura, las artes y las ciencias de la ciudad de Buenos Aires"; en el ámbito de la Secretaría de Cultura .Creación del Fondo Metropolitano. 
• 23 de Noviembre de 2006.LEY N° 2176. Promueve los derechos culturales previstos en el artículo 32 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires. Propone también el llamado cada dos años a un Congreso de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires y la creación de una Comisión Asesora de Cultura. 
• 14/12/2006, Ley Nº 2264. Promulgación: Decreto Nº 187/007 del 26/01/2007, Publicación: BOCBA N° 2618 del 02/02/2007. Créase el Régimen de Promoción Cultural de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires destinado a estimular e incentivar la participación privada en el financiamiento de proyectos culturales. Crea también el Consejo de Promoción Cultural y el Registro de Promoción Cultural (llamada también ley de Mecenazgo) 


Consideraciones finales 

Para Octavio Getino en Las industrias culturales en la Argentina a partir de la reestructuración del Estado producida en el primer mandato de Carlos Menem la Secretaría de Cultura se retrotrajo a la situación imperante hacia el año 1970; y en este contexto el ambicioso plan federal de cultura quedó totalmente archivado. Según este mismo autor las distintas leyes, acuerdos y proyectos específicos al campo de la cultura tuvieron menor influencia que las políticas macro y micro económicas, de esta forma observa que los momentos de mayor desarrollo de experiencias e industrias culturales tienen que ver con períodos de crecimiento económico nacional, elevada tasa de empleo y fuerte poder adquisitivo de la población. También resalta los momentos en los cuales el Estado ejercitó políticas de fomento a la producción cultural y a la difusión y comercialización de dichos productos culturales. 

Getino también analiza en el período 1983-1993 los proyectos ingresados al Congreso en relación al tema cultural. De los 426 proyectos ingresados sólo se aprobaron 62, es decir el 14.5%; de ellos sólo 5, según el autor, fueron significativos para el campo cultural: Eliminación de la censura cinematográfica, reactivación del FNA, Ley del doblaje, Creación del Ballet Nacional, y Creación del Instituto del Tango. 

Las publicaciones revisadas hasta el momento ponen el énfasis en el fenómeno de las Industrias Culturales, con lo cual las prácticas de las Artes Visuales con su característica de producción pre capitalista, parece quedar fuera de estas discusiones. Por ejemplo en los artículos de Industrias Culturales: mercado y políticas públicas en Argentina editado por la Secretaría de Cultura de la Nación en 2003, se hace referencia a la defensa del patrimonio cultural de la Nación, a las identidades regionales , a los Museos y a la necesidad de promover y fomentar la producción de bienes culturales nacionales pero no hay mención alguna a las llamadas Artes Visuales, si a la literatura, la música, el cine, etc. Es decir a todas aquellas formas que permiten la reproductibilidad. 

Ahora bien, en el artículo que firma Susana Salerno , por ese entonces Secretaria del Foro para la Defensa De Industrias Culturales (reunido en Buenos Aires en Junio de 2002) se adjuntan una serie de documentos internacionales que avalan las propuestas de este encuentro. Entre las instituciones firmantes encontramos que por Canadá y por México hay asociaciones de artistas plásticos y artistas visuales pero por Chile, Argentina, Colombia y Brasil no hay instituciones que representen este campo. Si bien el trabajo de los artistas plásticos se diferencia de la producción serializada que implican las industrias culturales, las galerías no dejan de ser empresas que brindan servicios y venden bienes culturales; entonces me pregunto ¿Por qué no formar parte de estos debates? ¿Qué circunstancias no permiten que las asociaciones de artistas plásticos batallen legalmente por sus derechos? ¿Es este campo de la cultura que, por su tipo de producción pre-capitalista, se resiste a ser reglamentado? 

Si bien el programa de cultura en los barrios, vigente en la ciudad de Buenos Aires desde 1984, tiende a la formación de creadores, el campo de las artes visuales sigue legitimado por la Academia y por algunos talleres de artistas que logran renombre . (Se ahondará en este aspecto en los próximos trabajos) 

Otro de los eslabones de las políticas culturales de la Ciudad (CABA) lo constituye la creación del Fondo Metropolitano de las Artes que mediante el concurso de proyectos otorga subsidios que financian sólo en forma parcial las propuestas seleccionadas. Ahora bien, en la actualidad aunque el Fondo Metropolitano de las Artes sigue existiendo la concurrencia de fondos para la producción e investigación artística también recae en la llamada Ley de Mecenazgo de reciente reglamentación. A partir de la misma se propone como dadores de fondos a cuentapropistas y empresas que tributen Ingresos Brutos al tesoro de la Ciudad. De esta forma la obtención de fondos se realiza con el aval del Estado (el proyecto debe ser aprobado por el Consejo de Promoción Cultural) pero luego cada grupo o proyecto aprobado tendrá que salir a buscar los fondos entre la masa de cuentapropistas y empresas de la ciudad. Es decir hay que tener la capacidad de generar verdaderas campañas de marketing para la obtención de fondos. Si a esto asociamos el concepto de cultura como espectáculo, propio del desarrollo de las Industrias Culturales en los últimos tiempos, creemos que las artes plásticas y la investigación por el bajo impacto social que poseen están siendo condenadas a la sequía financiera. 


Bibliografía

AAVV. Industrias Culturales: mercado y políticas públicas en Argentina. Buenos Aires, Ediciones ciccus y Secretaría de Cultura de la nación, 2003. 
AAVV. Plan Nacional de Cultura 1984-1989. Buenos Aires, Secretaría de Cultura de la Nación, 1984. 
Getino Octavio. Las industrias culturales en la Argentina. Buenos Aires, Colihue, 1995 
Gravano, Ariel .La cultura en los barrios. Buenos Aires, Centro Editor de América Latina, 1989. 
Lopérfido Darío y Capato Alejandro. Derecho, Gestión y legislación cultural en Bs. As. Buenos Aires, Abeledo-Perrot, 2000. 
Schafer, Paul. Política del arte municipal. En Jornadas Internacionales de Administración Cultural, Buenos Aires, Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, Secretaría de Cultura, 1985. 
Winocour Rosalía. De la política a los barrios: programas culturales y participación popular. Buenos Aires, Miño y Dávila, 1996. 
Wortman, Ana. Repensando las políticas culturales de la transición en Revista Sociedad. Nº 9, Facultad de Ciencias Sociales, Buenos Aires, 1996; Págs. 63-85. 
volver
® Registro de Artistas.Todos los derechos reservados.